MANIFIESTO DEL DIA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

 

Hoy,  3 de diciembre es la fecha que se fijó  por el movimiento asociativo de las personas con discapacidad y de sus familiares en el mundo entero para reivindicar derechos, calidad de vida y condiciones de desarrollo social acordes con la dignidad de las personas con discapacidad.

Esta fecha tiene origen en la Resolución 47/3 de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, adoptada el 14 de octubre de 1992.

Fue en el año 2006, el 13 de diciembre, donde La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas, primer instrumento internacional jurídicamente vinculante en el ámbito de los derechos humanos.

Su objetivo es que los gobiernos introduzcan cambios en sus legislaciones para mejorar y promover el acceso a la educación y al empleo de las personas con discapacidad, el acceso a la información y sistemas de salud adecuados así como a movilizarse sin obstáculos físicos ni sociales, proteger y garantizar el disfrute y la igualdad plena con el resto de las personas en áreas como la participación en la vida pública y en el bienestar social.

La Convención marca un cambio en el concepto de discapacidad, pasando de una preocupación en materia de bienestar social a una cuestión de derechos humanos, reconociendo que las barreras y los prejuicios de la sociedad constituyen en sí mismos una discapacidad.

La Ley 26/2011, de 1 de agosto actualizó en nuestro ordenamiento jurídico la definición legal de "persona con discapacidad". Se considera que son personas con discapacidad aquellas que presenten deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás personas.

A pesar de los avances realizados a nivel legislativo y en materia de derechos, no existe evidencia de que este cambio en la concepción de la discapacidad haya calado también en la ciudadanía, y obviamente, las opiniones, valores y actitudes de la población hacia la discapacidad son un elemento clave de cara a lograr la inclusión social de las personas con discapacidad.

La discapacidad forma parte de la condición humana pues casi todas las personas sufrirán algún tipo de discapacidad transitoria o permanente en algún momento de su vida, ya sea por cuestiones accidentales como por el envejecimiento.

 Es importante tener en cuenta que el 15% de la población mundial, vive con algún tipo de discapacidad reconocida y las cifras van al alza, debido al progresivo envejecimiento de la población y al incremento global de los problemas crónicos de salud asociados a la discapacidad como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y los trastornos mentales.  Si miramos a nuestro alrededor no es difícil encontrar algún miembro en las familias que conocemos con algún tipo de discapacidad.

Una sociedad abierta e inclusiva ha de modificar tal entorno solidariamente para acoger a las personas con discapacidad como elementos enriquecedores que ensanchan la humanidad y le agregan valor y debe hacerlo tomando en consideración la propia intervención de las personas con capacidades diferenciadas.

Por todo ello, el Ayuntamiento tiene el propósito de tomar medidas para la sensibilización social de los derechos y el valor de las personas con discapacidad, siendo  necesario promover estas actividades en todos los ámbitos de nuestra localidad, con especial hincapié en el entorno educativo.

Este es nuestro compromiso y en ello vamos a poner todo nuestro empeño. Por todos ellos, pedimos un fuerte aplauso para estos “Héroes anónimos”, y les mostramos todo nuestro apoyo.